Hoy No Circula ¿Qué autos descansan el sábado 26 en CDMX y Edomex?

El próximo sábado 26 de marzo de 2022 es el cuarto sábado del mes por lo que debes estar atento al programa Hoy No Circula.
Hoy No Circula ¿Qué autos descansan el sábado 26 en CDMX y Edomex?
El próximo sábado 26 de marzo de 2022 es el cuarto sábado del mes por lo que debes estar atento al programa Hoy No Circula.

El próximo sábado 26 de marzo de 2022 es el cuarto sábado del mes por lo que debes estar atento al programa Hoy No Circula.

Este programa aplica este próximo sábado, por lo que algunos autos no podrán transitar en la Ciudad de México y el Estado de México.

Lo anterior fue informado por la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), que abarcan el Edomex y la CDMX entre otros.

Debes poner mucha atención a esta información, ya que así evitarás una fuerte multa o incluso que se lleven tu auto al corralón.

De acuerdo con las disposiciones de las autoridades, el horario del programa entra en funcionamiento desde las 5:00 de la mañana hasta las 22:00 horas.

¿Qué vehículos están exentos del Hoy No Circula este sábado 26 de marzo de 2022?

  • Autos con holograma ’00’ y ‘0’
  • Carros con holograma 1 y terminación de placas IMPAR (1, 3, 5, 7 y 9)
  • Vehículos eléctricos
  • Vehículos híbridos categoría I y II
  • Motocicletas
  • Taxistas
  • Transporte público
  • Transporte de carga
  • Automóviles conducidos por trabajadores de la salud (con tarjetón autorizado)

¿Qué estados abarca la Megalópolis?

Hoy No Circula es un programa vehicular con el fin de reducir la contaminación atmosférica, aplicado en las delegaciones de la Ciudad de México y en 18 municipios del Estado de México.

El programa ha sido implementado con el mismo nombre en Quito, Ecuador con características similares.

Comenzó a finales de 1989 y consistía en la restricción de la circulación a la quinta parte vehicular por un día entre lunes y viernes.

Esto dependiendo del último número de la placa vehicular expedida por el gobierno capitalino.

El programa fue planificado para aplicarse sólo en invierno, después de la temporada de lluvia en la Ciudad de México y cuando las inversiones térmicas incrementaban la concentración de contaminantes en la atmósfera del Valle de México.

Sin embargo, después del invierno de 1990, el programa se estableció de manera permanente.